Noticias — 01 January 2018
El tacto de un ser amado

Una nueva investigación muestra que cuando un ser amado empático de una persona dolida sostiene su mano, el ritmo cardíaco y respiratorio se sincroniza y el dolor se disipa. «Cuanto más empático es la pareja, mayor es la sincronización entre los dos cuando se tocan, y más fuerte es el alivio del dolor», dijo el investigador principal Pavel Goldstein de la Universidad de Colorado (EE.UU.). Este estudio es el más reciente en un creciente cuerpo de investigaciones sobre “sincronización interpersonal”, el fenómeno en el que los individuos comienzan a reflejarse fisiológicamente en las personas con las que están.
Estudios previos han demostrado que las personas sincronizan inconscientemente sus pasos con la persona con la que están caminando, o ajustan su postura para refl ejar la de un amigo o amiga durante la conversación. También se ha demostrado que cuando las personas miran una película emocional o cantan juntas, sus ritmos cardíacos y respiratorios se sincronizan. Otros estudios han demostrado que cuando las parejas románticas están en presencia del otro, su respiración, ritmo cardíaco y patrones de ondas cerebrales se sincronizan. Este nuevo estudio es el primero en explorar dicha sincronización interpersonal en el contexto del dolor y el tacto. Los autores esperan que su trabajo se sume al debate sobre cómo encontrar opciones seguras de alivio del dolor que puedan usarse en lugar de los medicamentos opiáceos letales.
Goldstein tuvo la idea después de presenciar el nacimiento de su hija. «Mi esposa estaba sufriendo, y yo sólo pensaba: “¿Qué puedo hacer para ayudarla?” Cogí su mano y pareció ayudar. Así que quise probarlo en el laboratorio: ¿se puede realmente disminuir el dolor con el tacto?, y de ser así, ¿cómo?». Como en ensayos anteriores, el estudio mostró que las parejas se sincronizaron hasta cierto punto simplemente sentándose juntas, pero cuando una de ellas sentía dolor, esa sincronización se detenía. Sin embargo, cuando al ser amado se le permitía sostener su mano, sus índices se sincronizaban nuevamente y su dolor disminuía. «Parece que el dolor interrumpe totalmente esta sincronización interpersonal entre las parejas, y el tacto lo trae de vuelta». El estudio concluye que esta “sincronización interpersonal” podría ser un factor clave en el éxito documentado de la terapia táctil.

Artículos Relacionados

Compartir

Acerca del Autor

detodo

(0) Comentarios del Lector

Leave a Reply