Noticias — 01 November 2017
Purificar las aguas residuales con bacterias ‘eléctricas’

Un proyecto experimental cerca de Sevilla está desarrollando una forma ambientalmente respetuosa y eficiente de purificar las aguas residuales. El método tradicional para purificar estas aguas implica el uso de microorganismos del suelo, pero investigadores de iMETland han logrado una impactante mejora, creando una forma en que las bacterias puedan generar electricidad. Las llamadas ‘bacterias eléctricas’ pueden purificar el agua hasta diez veces más rápido que los métodos convencionales, resultando en agua limpia sin costes energéticos y sin contaminación residual.

El agua es recogida en una fosa séptica y de ahí fluye a través de un biofiltro, donde las bacterias se adhieren a la superficie de un material especial que tiene una alta conductividad. Esto genera una reacción por la cual los electrones fluyen libremente, atravesando las bacterias, y les permite descomponer la materia orgánica con rapidez. Una unidad del sistema puede proporcionar hasta 25.000 litros de agua al día, lo suficiente para cubrir las necesidades de una pequeña comunidad.

El proyecto lo lleva el Centro de las Nuevas Tecnologías del Agua (CENTA), una institución de investigación sin ánimo de lucro, y se están llevando adelante proyectos similares en México, Argentina y Dinamarca. Se está realizando más investigación para encontrar los mejores materiales para esta tecnología tan potencialmente innovadora, que puede usarse en cualquier parte del mundo y en cualquier clima. Se espera que este descubrimiento sea particularmente útil para la purificación del agua en países en vías de desarrollo, ya que no requiere de fuentes externas de energía.

Artículos Relacionados

Compartir

Acerca del Autor

detodo

(0) Comentarios del Lector

Leave a Reply